PROKEY KEFIR DE AGUA JENGIBRE Y MENTA 500 ML BIO

PROKEY

Ref: 4264

Es la receta más tradicional de kéfir de agua. Se elabora por la acción fermentativa del cultivo vivo de kéfir en agua a la que se le añade azúcar de caña* y dátiles*, que son su alimento, y el limón*, que sirve como aromatizante. Tras una primera fase de fermentación se aromatiza mediante una infusión de menta* y raíz de jengibre* en agua. Su sabor puede recordar a un té moruno. (*ingredientes certificados ecológicos). Ligeramente gasificado (gas producido naturalmente en la elaboración). El azúcar es el alimento de los cultivos de kéfir, desaparece antes de envasarse, en el refresco hay menos de un 2%. Es un refresco vivo, no se pasteuriza: contiene 100 millones de UFC de cultivo de kéfir por ml en el momento del envasado.

Predominan las bacterias lácticas, las que más conocemos por su acción en productos lácticos como yogures, quesos y el propio kéfir de leche.

Destacan especies como Lactobacillus delbruekii, Lactobacillus kefiranofaciens, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus kefiri, Lactobacillus fermentum, Lactobacillus brevis, Lactobacillus casei, Lactobacillus hilgardii, Lactobacillus lactis, Lactococcus spp, Leuconostoc spp.

También hay levaduras, las mismas que se encuentran en fermentaciones de vegetales como el vino, la cerveza, las aceitunas o el chukrut, como Kluyveromyces spp, Debaryomyces hansenii, Candida kefyr y Dekkera anómala, Saccharomyces cerevisiae, Torulaspora delbrueckii, Pichia fermentans o Sacharomyces turicensis.

Por último, también hay bacterias acéticas, las que conocemos como responsables de la elaboración del vinagre, como las especies Acetobacter favarum o Acetobacter orientalis.

Estos microorganismos interactúan entre sí y dependen los unos de los otros. Inicialmente algunos de ellos comienzan a usar el azúcar del medio y generan metabolitos que los otros necesitan. Estos segundos, a su vez, también generan metabolitos útiles para los primeros.

Realmente la complejidad es tal que no se conoce al detalle. Ni los diferentes pasos que se suceden, ni exactamente la rica complejidad del producto final. El kéfir de agua es una bebida dónde casi ha desaparecido el azúcar inicial pero que está colonizada por millones de bacterias en suspensión y enriquecida con los metabolitos que han generado por su acción fermentativa.

Las propiedades del kéfir de agua son debidas a tres factores:

Las características de la propia bebida y su composición nutricional

La gran variedad de compuestos bioactivos que contiene fruto de la acción microbiana en el proceso de elaboración

La presencia de microorganismos del kéfir vivos en el refresco final

El azúcar que se añade al principio del proceso de fermentación así como los azúcares procedentes de la fruta dulce (dátiles o pasas) que se puedan usar para elaborar el kéfir de agua son consumidos por los microorganismos del kéfir. El refresco final tiene menos de 2g de azúcar cada 100ml. Es bastante menos que un refresco isotónico convencional y aún así su sabor es delicioso, por lo que no es necesario añadirle ningún edulcorante (artificial o natural) como se hace con los refrescos light.

MEJORA LA FLORA INTESTINAL

POTENCIA EL SISTEMA INMUNE

CONTROLA EL COLESTEROL

INGREDIENTES: agua, azúcar de caña, dátiles, limón fresco, Menta, Jengibre  y cultivos vivos de Kefir. De agricultura ecológica. 


VALORES NUTRICIONALES: 
Información nutricional
por 100 ml
Energía
42,2 Kj / 8kcal
Grasas
                                          0,5gr
saturadas
0,5g
Hidratos de carbono
2g
    de los cuales azúcares
1,5g
Fibra
0 g
Proteína
2 g
Sal
40mg

BIO BIO
2.75