PROBIOTICOS Y SALUD

09/04/2016

Seguramente habréis oído hablar en numerosas ocasiones (cada  vez  con más frecuencia) de los probióticos.

Las preguntas más frecuentes que me suelen  realizar sobre los probióticos  suelen ser: ¿qué son los probióticos ?, ¿para qué sirven? ¿qué beneficios aportan?  ¿dónde encontrarlos? Pues bien, intentaré responder de una forma sencilla a todas ellas a lo largo del  post.

Según la OMS (Organización mundial de la Salud), la definición de probiótico es :  “microorganismos  vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador”.

Pensaréis ahora como  se producen estos beneficios en nuestra  salud a través de los probióticos . Para responder a esta cuestión debo introducir otro término, el de “ microbiota ”,también denominada“ flora intestinal ”.

Billones de  bacterias son las que componen nuestra flora o microbiota intestinal, habitan dentro del intestino y  se alimentan de lo que nosotros comemos. Estas bacterias realizan funciones esenciales para el bienestar del organismo, por ello su papel es esencial para que nuestro cuerpo pueda funcionar de forma correcta.

Evidentemente al alimentarse dichas bacterias de lo que nosotros consumimos, según sea nuestra dieta así será nuestra flora. Si tenemos una dieta equilibrada , variada  y saludable, nuestra microbiota será equilibrada y sana, pero  si entre los alimentos que ingerimos en la dieta nos excedemos con productos perjudiciales , no saludables , esto conducirá a que nuestra flora intestinal sea pobre y deficitaria.

Lo más importante entonces  para la  microbiota  es  que nuestra dieta tenga una gran variedad  y un equilibrio nutricional, que sea  abundante  en fibras, alimentos frescos vegetales como  las frutas, las verduras y las hortalizas ,además de legumbres ,cereales , frutos secos y otros a  destacar ,los lácteos ,como la  leche, el  yogur, el queso…porque  los probióticos están  presentes en estos alimentos , leches fermentadas con bifidobacterias , yogures ,kéfir… y  son los que van a contribuir a  conservar  la diversidad de especies y así asegurar que puedan desarrollar esas funciones esenciales de las que hablábamos anteriormente imprescindibles para el mantenimiento de una buena salud .

Desde la antigüedad se han utilizado alimentos fermentados para promover la salud intestinal. Era sabido que los búlgaros disfrutaban de muy buena salud y se achacaba a su elevado consumo tanto de leche fermentada como de kéfir. También en la Antigua Roma utilizaban productos como el chucrut para favorecer la salud. En Asia se consumen desde hace siglos alimentos fermentados desde cebollas, zanahorias, repollo, pepinos…

Pero no fue  hasta  principios del siglo XX cuando un investigador ruso relacionó, por primera vez, el consumo  de leche fermentada de elevado contenido en bacterias beneficiosas con  la extraordinaria  salud de la que gozaba la población de los Balcanes. Posteriormente  a dichas  bacterias beneficiosas se las llamó “probióticos”, que proviene del griego y su  significado es “pro vida”, o lo que es lo mismo  favorecedor de vida.

Estos alimentos  fermentados que ,como os he dicho tiene un alto contenido en bacterias beneficiosas para la salud, presenta  distintas características “probióticas” dependiendo de la especie, tipo… utilizados , así poseen   diferentes propiedades. Os comento algunos productos lácteos y las bacterias con las que  han sido fermentados , por ejemplo : el  yogur fermentado por Streptococcus thermophilus y Lactobacilus bulgaricus, la  leche acidófila fermentada por Lactobacillus acidophilus,  leche con bifidus fermentada por Bifidobacterium bifidum, longum, breve o lactis, el kéfir fermentado por varias especies de Lactococcus, Leuconostoc, Lactobacillus, Sacharomyces, ...

Sin embargo , que ocurre hoy en día, pues que los yogures ya no son como los de  antes  que contenían elevadas  cantidades de bacterias beneficiosas al no estar pasteurizados. Durante la pasteurización la leche es sometida a elevadas  temperaturas que destruyen las bacterias benéficas. Por tanto ,la cantidad de dichas bacterias benéficas se ha visto mermada de una forma drástica . La buena noticia es que  actualmente contamos con suplementos de probióticos de muy alta calidad que nos  ayudan a restablecer nuestra flora intestinal  y el equilibrio necesario  para tener una salud adecuada. Este equilibrio es fundamental  porque son muchas las causas que nos  provocan una disminución de la biodiversidad de la flora ,desde el consumo de antibióticos ,los malos hábitos alimenticios, el estrés, incluso  el cloro del agua que bebemos del grifo atacan las  cepas beneficiosas (el cloro, por ejemplo,  tiene el mismo efecto en nuestro tubo digestivo que  en el propio agua  , tiende a desinfectarlo, acabando indistintamente con  los microorganismos buenos y  los malos).

 

Como conclusión destacar entre los beneficios de los probióticos :

-Mantenimiento del  equilibrio saludable de  la flora intestinal (incluso la flora vaginal en  las mujeres).

-Fortalecer el sistema inmune en general.

- Facilitarnos  la digestión de  las comidas

-Intervenir  en la síntesis de las Vitaminas del grupo B y mejorar la absorción de calcio

 

Cobra  sentido, por tanto , la afirmación  de que la flora  intestinal ejerce un efecto fundamental sobre la respuesta inmune del ser humano y parece ser, por fin, que hoy en día  está aumentando tanto el interés por  los  productos naturales como  por la salud en general  y los probióticos en particular ,que están ganando  el interés que sin duda se merecen.

Quizá  después de estas lineas os parezca que cobra más sentido aún la frase : “somos lo que comemos”.

Monica Velasco. Asesora Nutricional.

 

 

Archivado en: Nutrición

Comentarios

reload