LA MAL DENOMINADA "AVISPA ASESINA" AL MENOS PARA LOS HUMANOS

13/12/2015
Llegó a Europa en un barco que atracó en Francia en el 2004. Desde entonces se ha extendido unos 120.000 km2 atacando colmenas en su recorrido. 
En españa se detectó en el 2010 creando gran alarma y ya se han detectado nidos en muchos puntos distintos de la península y de las baleares.
Sí que son asesinas para las abejas pues: estas avispas atacan, a menudo, colmenas para obtener las larvas de abeja de la miel como alimento para sus propias larvas. Un solo explorador, a veces dos o tres, se acercan a la colmena y producen feromonas para dirigir a sus compañeros de nido a la colmena. Una sola avispa puede matar hasta 40 abejas por minuto gracias a sus grandes mandíbulas, que pueden atacar y matar a una abeja rápidamente. Las defensas de las abejas no funcionan pues sus picaduras son ineficaces porque las avispas son cinco veces más grandes y demasiado blindadas. Relativamente pocas de estas avispas (menos de 50) tardan un par de horas en exterminar una colonia de decenas de miles de abejas. 
Después de masacrar a las abejas con impunidad, los avispones saquean la miel y se llevan las larvas como alimento para sus propias larvas. Estas avispas pueden volar hasta 100 kilómetros  en un solo día, a velocidades de hasta 40 km por hora.
Pero: ¿ tienen que preocuparse los pacientes alérgicos a veneno de Avispa? : el Comité de Alergia a Himenópteros de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha manifestado que desde un punto de vista estrictamente médico no hay motivo para la alarma social generada por la aparición de este véspido en nuestra población de himenópteros.
1. Sólo se han comunicado algunos casos esporádicos de reacciones alérgicas graves a este insecto.
2. No se ha constatado un aumento en las consultas de alergia por la picadura de este himenóptero.
3. No hay evidencia de que el riesgo de su picadura sea mayor que el de otras especies de véspidos.
4. Mediante el análisis de su veneno se ha verificado que su composición es semejante a la del veneno de avispón autóctono (Vespa cabro) y otras especies de véspulas.
5. La inmunoterapia actual (vacunas)  con los extractos disponibles de mezcla de véspulas protegería a los pacientes alérgicos vacunados. 
Hay que recalcar que la vacunación con veneno de himenópteros es la forma de inmunoterapia más eficaz, efectiva en más de un 90% de los casos.
6. En España, aproximadamente el 3% de la población sufre reacciones graves por alergia al veneno de avispas y abejas, y la tasa de mortalidad se estima en un 0,08 por millón de habitantes y año, lo que significa que alrededor de 3 o 4 personas podrían morir en nuestro país cada año por esta causa en el caso de que
llegaran a sufrir una picadura y no recibieran atención médica inmediata.
7. En la actualidad, no se dispone de una prueba que, aplicada a la población general, determine qué individuos manifestarán alergia tras la picadura de este o cualquier otro himenóptero.
8. Además de acudir al médico de manera inmediata en el momento de la picadura, es necesaria la valoración alergológica de los individuos que tras la picadura de un himenóptero experimenten una reacción alérgica generalizada. 

Así que, aunque los ataques a las colmenas afectan a la producción de miel hasta en un 35% (verdaderas asesinas de abejas), no existe un riesgo incrementado ante la picadura de la avispa asiática  en los pacientes alérgicos a veneno de avispa.
Dra. Alicia Alonso
Archivado en: Alergia

Comentarios

reload