¿POR QUE ELEGIR LA QUINOA?

11/02/2016
Partiendo de la base de  que  no existe ningún alimento que, por sí mismo posea  la cualidad de equilibrar una dieta, sino que es el conjunto de ellos , puesto  que  ningún alimento  contiene  todos los nutrientes esenciales, vamos a resaltar las cualidades  de uno, del que  se ha hecho una breve reseña anteriormente. 
Es una semilla, que va a despertar vuestro interés en algunos casos  y ayudar, en otros, a que la conozcáis más.
Se trata de la quinoa,  relativamente desconocida en nuestro país pero muy habitual  en otros como  Perú o Bolivia  donde antiguamente era la principal fuente de alimento.
Posee  unas increíbles características nutricionales. Se le denomina Pseudocereal y  es considerada como uno de los alimentos más completos debido a su composición. Su uso se ha extendido entre las personas  celíacas ya que  la quinoa no contiene gluten.
En su composición encontramos mayoritariamente hidratos complejos (principal fuente de energía), una importante cantidad de proteínas alrededor del 16 % .En cuanto a las  grasas su porcentaje es  del  6%, entre ellas se incluyen ácidos grasos omega 3 y omega 6 ( previenen problemas cardíacos y neurodegenerativos). También  posee  un elevado  contenido en fibra insoluble, por lo que previene el  estreñimiento, todo ello sirve de ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, gracias a esta  fibra y  a los  lípidos insaturados que favorecen el perfil lipídico del organismo.
También debido a  este elevado contenido en fibra (cerca del 15%) y  proteínas, presenta un bajo índice glucémico,  motivo por el que es un alimento idóneo para todas aquellas personas que padecen  diabetes o  deseen perder peso realizando una dieta saludable.
Además es una gran fuente de hierro, y otros cinco tipos de minerales ( potasio, magnesio, calcio, fósforo y zinc) imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo humano, vitaminas del tipo B y vitamina E (antioxidante).
Existen gran cantidad de  variedades, cada una con diferentes propiedades, aunque en nuestro país encontramos tan solo 3 ó 4 de ellas. La más habitual es la blanca, bastante amarga, debido a la saponina, un repelente que produce  contra los insectos. La roja, es  más crujiente y posee  un leve sabor a nuez, es otra de las más comunes la negra, con alto contenido en litio, y la rosa,  son menos habituales. 
Debemos lavar sus semillas, metiéndolas bajo el agua y frotándolas.
Lo ideal es hervir las semillas, cerca  de 20 minutos. Estarán listas cuando éstas se abran, a continuación  debemos  colarlas y ya estarían preparadas para  añadir a nuestra comida.
Podemos  emplearla  en el desayuno pero también en  gran cantidad de menús como ensaladas, sopas, pasteles ,hamburguesas…
¿Tú qué eliges?  Entra a conocer nuestras variedades de la quinoa
Archivado en: Nutrición

Comentarios

reload